Saluda

Hermano Mayor


Queridos Hermanos y Hermanas:

Parece que fue ayer y sin embargo estamos cerca de cumplir 62 años desde que se erigió canónicamente nuestra querida cofradía de la santísima Virgen de la Soledad. Deseo que mis primeras palabras sean para María, Madre y Sierva del Señor, ella es la imagen que nos guía a tener una vida sencilla y servicial, todo ello orientado hacia nuestro Señor. En ella encontramos el modelo perfecto del discípulo de Jesús. A ella nos dedicamos plenamente y lo celebramos de forma particular en la avocación de la Santísima Virgen de la Soledad. Durante los años que llevo formando parte de nuestra hermandad, he visto como se han forjardo lazos de amistad entre nuestros hermanos y hermanas, viviendo en comunión Fraternal el servicio de amor hacia todos nuestros hermanos. Se avecinan nuevos tiempos y el futuro es prometedor, tenemos por delante muchos proyectos que realizar y sobre todo la modernización y solvencia de nuestra hermandad. Por todo ello os invito a participar de forma activa en estos importantes momentos que como os he dicho se avecinan. Necesitamos a todos y a cada uno de vosotros, a los que ya estáis presentes y a los que un buen día sea por motivos personales familiares o de trabajo os fuisteis poco a poco alejando de la hermandad. Necesitamos la implicación de todos vosotros, sois el pilar fundamental de nuestra hermandad. Por todo ello os pido vuestra ayuda, colaboración y todas aquellas sugerencias que queráis aportar para poder conseguir entre todos, los retos que tenemos por delante.

Que la Santísima Virgen de la Soledad os guie e iluminé cada día.

Un abrazo fraterno.

José Evia Gende

line